¿Qué es la intolerancia a los alimentos?

La hipersensibilidad alimentaria es una reacción indeseable o no esperada frente a la ingesta de un determinado alimento. Esta reacción puede ser de dos tipos:

A) Alergia clásica (alergia alimentaria mediada por IgE). Afecta a pocos individuos, aunque cada vez se ve más en niños.

B) Intolerancia alimentaria (hipersensibilidad alimentaria no alérgica) en la que pueden estar implicados mecanismos inmunológicos, enzimáticos, tóxicos o psicológicos, entre otros. Afecta en diversos grados a un porcentaje elevado de población por una u otra causa, generalmente relacionadas con el estado de salud digestivo. A nivel intestinal, el sistema inmune debe discriminar entre antígenos perjudiciales y beneficiosos. Sin embargo, una inadecuada sensibilización hace que el organismo genere anticuerpos frente a las proteínas de los alimentos, lo que podría conducir a enfermedades crónicas.

La alergia es una reacción repentina y con riesgo de ser grave, como inflamación de labios o de garganta, dificultad para respirar, lagrimeo, estornudos o erupción cutanea. Debe ser tratada por el médico alergólogo o el de urgencias dependiendo del momento y grado de la manifestación. En cambio, las intolerancias alimentarias son procesos más insidiosos que causan enfermedades o molestias crónicas subagudas, que se descubren con mucha frecuencia en las consultas de nutrición y de medicina general, formando parte de un cuadro general polisintomático.

 

El test de intolerancias alimentarias

Actualmente dispongo de un sistema de testaje mediante biorresonancia Bicom. Con este aparato puedo testar cualquier tipo de alimento o sustancia, porque aparte de las incluidas en el kit, el paciente me puede traer una muestra de un alimento muy habitual en su dieta. También descarta posibles candidiasis y/o parasitosis asociadas.

Y por supuesto tengo la opción clásica de un test en laboratorio que mediante una sencilla extracción de sangre, puede detectar la presencia de anticuerpos IgG específicos frente a casi 100 extractos alimentarios. Los resultados de este análisis muestran los alimentos potencialmente perjudiciales para el paciente, una información muy valiosa para reconducir la dieta y acabar con el problema.

 

Existen muchos test de intolerancias ¿qué diferencias hay entre ellos? ¿se pueden considerar fiables?

Aunque puedan parecer lo mismo, no son lo mismo. Es importante qué laboratorio lo realiza y qué profesional lo interpreta. En realidad, el test no deja de ser una herramienta más, entre otros métodos de diagnóstico. Hay que ordenarlo en el momento más idóneo, saber interpretarlo y relacionarlo con otros síntomas que nos apunten la sospecha de su origen o de otros problemas asociados o de base. Y de acuerdo al diagnóstico vendrá el tratamiento.

Un test de intolerancias alimentarias constituyen una buena herramienta de diagnostico complementario que hay que saber interpretar junto a la historia del paciente. Cambia con el tiempo y en la medida que la salud del intestino mejora.

Nunca aconsejo hacerse un test de intolerancias alimentarias sin una debida historia clínica y sin una justa interpretación y valoración profesional acompañante. ¿Dejaríamos que un escayolista nos escayolara un miembro para reparar una fractura?

 

¿Por qué se desarrollan las intolerancias alimentarias?

Tendríamos que distinguir entre las intolerancias que vienen de largo, muy probablemente desde el nacimiento, o incluso antes de nacer, o desde el periodo de lactancia, de aquellas otras que se desarrollan en edad más adulta, tras un cuadro inflamatorio con hiperpermeabilidad de la mucosa intestinal.

Para muchos médicos, como Rafael Nogïer, muchas intolerancias alimentarias tienen su origen en el contacto prematuro de ciertos alimentos con el intestino demasiado inmaduro y permeable del recién nacido en su primera lactancia, especialmente en los primeros meses de vida. La leche de vaca de los biberones, los cereales introducidos antes de 4 meses, el zumo de naranja… son alimentos para los que no está preparado el intestino del recién nacido, y las intolerancias alimentarias creadas, se manifestarán con el paso del tiempo y la influencia de los cambios hormonales y la exposición continuada al alimento.

Otras intolerancias aparecen sólo cuando la barrera intestinal baja la guardia, haciéndose excesivamente porosa por estar dañada por la inflamación que le provocan otras causas o la intolerancia a un alimento principal. En ese estado, los alimentos de la dieta se cuelan por los “poros” y entran en contacto con la sangre generando respuesta inmune. Cuanto más frecuente sea un alimento en la dieta, más posibilidades tiene, en esta situación de inflamación y disbiosis, de generar anticuerpos, creándose un verdadero círculo vicioso.

bicom_doctora_azanza

Beneficios del test de Biorresonancia Bicom:

Trata las intolerancias
Opción de añadir otros alimentos
Se realiza en consulta
Resultados inmediatos
Se vuelven a hacer para el seguimiento
Indoloro y fiable

 ¿Cuál es el tratamiento de las intolerancias alimentarias?

Lo primero es desinflamar y cicatrizar la mucosa intestinal y para eso hace falta eliminar de la dieta los alimentos con un nivel de sensibilidad más alto durante 4 o 6 meses. Transcurrido este tiempo, se reintroducirán poco a poco y en pequeñas dosis, de forma escalonada, empezando por los alimentos que presentan sensibilidad en el grado más bajo y no más de un alimento por semana. Se dejan para el final los alimentos con valores más elevados.

Podemos acelerar el proceso de curación y desensibilización de las intolerancias mediante un programa de biorresonancia disponible en la Bicom. La persona recibe el tratamiento en consulta y además lo continua con un chip hasta la próxima semana. En 3-4 semanas de media las sensibilidades alimentarias ya son historia.

Además recomiendo una suplementación para mejorar la mucosa intestinal, unas hidroterapias para depurarla de toxinas y crecimientos patógenos para a continuación, repoblarla con bacterias beneficiosas que la dejen bien equilibrada y sana.

Pídenos más información:

condiciones legales